Skip to Content

Quiropraxia

Uses

Principales Usos Propuestos

Otros Usos Propuestos

Panorama General

La quiropraxia es uno de los servicios de salud usados de una forma más amplia. Ha ganado una aceptación creciente como un tratamiento para el dolor de espalda y cuello, y la cubren muchos planes de salud. Millones de personas podrían reportar que la manipulación espinal quiropráctica les ha traído alivio. No obstante, hasta el momento los registros de investigación de su efectividad no son concluyentes en el mejor de los casos.

Historia de la Quiropraxia

Daniel David Palmer fundó la quiropráctica en 1895, después de una experiencia en la cual aparentemente curó la sordera de un hombre al manipular su espalda. El fundó la Palmer School of Chiropractic y empezó a enseñar la manipulación espinal. Este colegio existe hasta nuestros días, con un programa completamente acreditado.
Uno de los primeros estudiantes de Palmer fue su hijo, Bartlett Joshua (B.J.) Palmer. Fue B.J. Palmer quien realmente popularizó la técnica. Luego, Willard Carver, un abogado de la Ciudad de Oklahoma, abrió una escuela de la competencia. El creía que lo médicos quiroprácticos necesitaban ofrecer otros métodos de tratamiento además de la manipulación espinal. Esto abrió un cisma en el mundo quiropráctico que todavía existe hasta la fecha. Los seguidores de Palmer y sus métodos se enfocan sólo en los ajustes de la espina, una propuesta llamada quiropraxia "derecha". Aquellos que, como Carver, utilizan varios propuestas para curar son llamados "mezcladores". Los mezcladores pueden usar vitaminas, hierbas y varios otros métodos de tratamiento que encuentran útiles (y que la ley les permita practicar).
Los tratamientos médicos en el siglo XIX y a principios del siglo XX no estaban basados en evidencia científica de su efectividad, y el tratamiento quiropráctico no fue la excepción. Este se convirtió en una técnica generalizada mucho antes de que hubiera alguna evidencia real de que funcionaba. Las escuelas de quiropráctica utilizaban todas sus ganancias y recursos en mayores programas de desarrollo para entrenar personas en las técnicas quiroprácticas - no para verificar la teoría y práctica de la quiropraxia. Sin embargo en los años 70 la investigación científica apropiada empezó a llamar la atención hacia la quiropráctica. En 1977, la Foundation for Chiropractic Education and Research (FCER) estableció un programa para entrenar a investigadores quiroprácticos. Desde entonces, se han hecho esfuerzos para patrocinar pruebas que examinen la efectividad de las técnicas quiroprácticas y para establecer bases científicas para la práctica.

Formas de Manipulación de la Columna

Existen varias técnicas quiroprácticas diferentes que se usan hoy en día, algunas con nombres propios como las técnicas Gonstead y Maitland. En general, la mayoría implican empujones rápidos(velocidad-alta) y cortos (amplitud-baja). La manipulación puede ser puramente manual o asistida mecánicamente. Por ejemplo, algunos quiroprácticos usan un "activador" - una herramienta pequeña de metal que aplica una fuerza directa a la vértebra.
Además, algunos quiroprácticos usan una terapia relacionada llamada movilización espinal. Este método implica movimientos suaves amplios (baja-velocidad, alta-amplitud), en lugar de "golpeteo de espalda" de la quiropráctica clásica en la manipulación espinal.

¿Cómo Funciona la Manipulación Espinal Quiropráctica?

Desde su origen, la teoría quiropráctica se ha basado en "subluxaciones," o vertebras que han cambiado de posición en la espina. Se dice que estas subluxaciones impiden que los nervios se muevan y causen enfermedades en varios órganos. Un tratamiento quiropráctico se supone que "pone de regreso" estas vertebras "salidas"; por esta razón, se le llama un "ajuste."
Sin embargo, no se ha presentado ninguna evidencia real que demuestre que un tratamiento quiropráctico dado altera la posición de cualquier vértebra. Además, todavía no hay evidencia real de que el daño al movimiento de un nervio sea el colaborador principal de las enfermedades comunes, o que la manipulación espinal cambie el movimiento de los nervios de tal manera que afecta la función de algún órgano.
Teorías más recientes sugieren que la manipulación quiropráctica puede aliviar el dolor al "soltar" las vértebras que se han inmovilizado relativamente más que cambiando su posición. Además, los movimientos súbitos de la manipulación pueden alterar la respuesta a los patrones de los nervios de la espina (técnicamente, neuronas del asta posterior), de nuevo aliviando el dolor. 1

¿Para Qué Se Usa la Quiropraxia Hoy en Día?

La manipulación quiropráctica de la columna se utiliza ampliamente para el tratamiento del dolor de espalda, dolor de cuello y dolores de cabeza, ya sean agudos o crónicos. También se utiliza frecuentemente para el dolor en otras áreas, como los hombros, rodillas y mandíbula, así como también para acomodar la posición de un bebé antes del parto, cólico infantil, resfriados frecuentes y muchas otras enfermedades.
Algunos doctores quiroprácticos promocionan el "cuidado quiropráctico completo" como una forma de mantenerse saludable. Este enfoque puede incluir una dieta, ejercicio y complementos, junto con una manipulación quiropráctica regular.

¿Cuál es la Evidencia Científica de la Manipulación Quiropraxia de la Columna?

La manipulación quiropráctica de la columna ha sido evaluada científicamente para determinar su eficacia, así como su costo en comparación con otras formas de cuidado de la salud. Sin embargo, la evidencia no es convincente en cada caso.

Eficacia

Aunque hay alguna evidencia de que la manipulación quiropráctica de la columna puede ser útil para varios propósitos médicos, en general, la evidencia no es fuerte. Existen varias razones para ello, pero una es fundamental: Aún con las mejores intenciones, es difícil constatar adecuadamente la efectividad de la terapia de toque como la quiropraxia.
Solo una forma de estudio puede realmente probar que el tratamiento es efectivo: Un estudio doble ciego controlado por placebo , (Para mayor información del por qué tales estudios son tan cruciales, consulte ¿Por Qué Las Terapias Complementarias Dependen en los Estudios Doble Ciego? ) Sin embargo, no es fácil ajustar una quiropráctica en un estudio diseñado de este tipo. Considerando los obstáculos: ¿Qué podrían usar los investigadores para el tratamiento del placebo quiropráctico? Y ¿cómo podrían asegurarse de que ambos; los participantes y los profesionales se quedaran sin saber quien está recibiendo una manipulación quiropráctica real y quien está recibiendo manipulación falsa?
Debido a estos problemas, todos los estudios de manipulación quiropráctica no alcanzan un diseño óptimo. Muchos tienen tratamiento quiropráctico en comparación contra ningún tratamiento. Sin embargo, los estudios de este tipo no pueden proporcionar evidencia confiable acerca de la eficacia de un tratamiento. Sí un beneficio se observa, no hay manera de determinar si fue causado por manipulación quiropráctica específica, o solo por la atención en general. (La atención por sí misma casi siempre producirá algún beneficio reportado.)
Más pruebas significativas usaron algún tipo de tratamiento falso no relacionado para el grupo de control, como una terapia falsa de acupuntura con láser. Sin embargo, es menos que lo ideal usar un tratamiento de placebo que sea tan diferente en forma del tratamiento bajo estudio.
Los mejores estudios comparan la manipulación quiropráctica real en contra de formas falsas de manipulación, tales como un toque leve. Los estudios de este tipo son un paso definitivo hacia adelante. Sin embargo, es muy probable que los profesionales al menos comuniquen de manera inconsciente más entusiasmo y optimismo cuando lleven a cabo la terapia real en lugar de la terapia falsa; esto, también, puede afectar el resultado.
Se ha sugerido que la única forma de evitar este problema sería la de comparar la efectividad de los profesionales entrenados con actores entrenados solo lo suficiente para proporcionar una simulación del tratamiento; sin embargo, tales estudios no han sido reportados.
Todavía otros estudios han involucrado simplemente el tratamiento de personas con manipulación espinal quiropráctica y ver sí mejoran. Particularmente estas pruebas no tienen sentido; ha pasado mucho tiempo desde que fue probado que tanto los participantes como los médicos evaluadores al menos pensarán que están observando mejoría en las personas a las que se les da tratamiento, a pesar de hasta donde el tratamiento hace algo por sí mismo.
Finalmente, otros estudios han comparado la manipulación quiropráctica con terapias competitivas, como la terapia de masaje . Desafortunadamente, cuando usted compara las terapias no probadas con cada una, los resultados probablemente no puedan probar que cualquiera de estos tratamientos probados son efectivos.
Dadas estas advertencias, nosotros discutimos más adelante lo qué la ciencia sabe acerca de los efectos de la quiropráctica.

Costos

Además de su efectividad, otra consideracione importantes es el costo del cuidado. Existen muchos aspectos del costo del tratamiento, incluyendo el número de visitas al profesional que se eligió, el costo de los procedimientos de evaluación como los rayos X, el reembolso del seguro contra el gasto del bolsillo del paciente, y el costo del tiempo perdido en el trabajo.
Sin embargo, es difícil desarrollar cifras exactas de comparación de costos porque existen muchos factores que complican la investigación del tema. Por ejemplo, una propuesta es simplemente identificar a personas con lesiones similares que escojan uno u otro tratamiento y agregar el costo total. Desafortunadamente, los resultados de tal estudio pueden ser erróneos. Las personas con un dolor más o menos severo de espalda podrían tender a escoger formas diferentes de tratamiento; sí aquellos con el dolor más severo normalmente escogen el tratamiento quirúrgico, esto tendería a inflar los costos comparativos del cuidado convencional y hacer que la quiropráctica pareciera menos cara.
Otro factor potencialmente complicado es que, en gran medida, las compañías de seguros controlan la utilización del tratamiento; si ellos están menos inclinados a autorizar las visitas al quiropráctico, las personas que eligen el cuidado quiropráctico podrían encontrar que la necesidad de dicho cuidado se reduce más rápidamente que quienes hayan elegido, digamos, terapia física. Esto, también, podría causar costos artificialmente bajos en el tratamiento quiropráctico en comparación con la terapia física, desviando los resultados del estudio.
Estos problemas podrían ser resueltos al conducir un estudio en el cual los investigadores asignaran al azar a los participantes a ciertos tratamientos, con la duración del tratamiento determinada completamente por el médico que va a hacer el tratamiento. Desafortunadamente, los estudios de este tipo todavía no han sido conducidos.
Debido a estas y a otras limitaciones, cualquier estimado de comparativo de costo debe ser visto como una aproximación. No obstante, porque esto es un tema potencialmente importante, en las secciones siguientes discutimos lo que se sabe acerca de los costos comparativos de la quiropraxia y otras formas de cuidado de varias enfermedades.

Dolores de Cabeza por Migraña

Existe alguna evidencia de que la manipulación quiropráctica puede proporcionar ambos beneficios, a corto y a largo plazo para los dolores de cabeza por migraña .
En un estudio doble ciego controlado por placebo, 123 participantes que sufrían de dolor de cabeza por migraña fueron tratados durante 2 meses con manipulación quiropráctica y una terapia eléctrica falsa (electrodos colocados en el cuerpo sin corriente eléctrica enviado entre ellos) como placebo. 2 El estudio duró un total de 6 meses; 2 meses de pretratamiento, 2 meses de tratamiento y dos meses de postratamiento.
Después de 2 meses de tratamiento, aquellos que recibieron la manipulación quiropráctica mostraron una mejoría estadísticamente significativa en la gravedad y la frecuencia del dolor de cabeza en comparación con el grupo de control. Además, estos beneficios persistieron hasta 2 meses después de una subsecuentes evaluación.
La manipulación quiropráctica también produjo beneficios relativamente prolongados en otra prueba. En este estudio, 218 personas con dolores de cabeza por migraña fueron divididas en tres grupos; manipulación, medicamento (amitriptilina) o manipulación más medicamento. 3 Durante los 4 meses de tratamiento, los tres grupos experimentaron beneficios comparables. Durante el período posterior de 4 semanas, sin embargo, las personas que habían recibido solo la manipulación experimentaron más beneficios que aquellas que habían estado en los otros dos grupos.
Sin embargo, un estudio de 85 personas con migraña comparó la manipulación espinal contra otros dos tratamientos; manipulación realizada por alguien que no era quiropráctico y movilización. 4 Los resultados no mostraron diferencia entre los grupos.

Dolores de Cabeza por Tensión y Dolores de Cabeza Cervicogénicos

Muchas personas experimentan dolores de cabeza causados por la tensión muscular, problemas del cuello o por una combinación de los dos. Debido a que estos llamados dolores de cabeza por tensión y dolores de cabeza cervicogénicos (causados por problemas del cuello) superpuestos, aquí los discutimos juntos. La manipulación espinal quiropráctica ha mostrado ser algo prometedora para estas enfermedades, pero la evidencia está incompleta y de alguna manera es contradictoria. En un estudio controlado de 150 personas, los investigadores compararon la manipulación espinal con el medicamento amitriptilina para el tratamiento de los dolores de cabeza crónicos por tensión. 5 Para el final del período de tratamiento de 6 semanas, los participantes en ambos grupos habían mejorado de manera similar. Sin embargo, 4 semanas después de que el tratamiento se acabó, las personas que habían recibido manipulación espinal mostraron una mayor reducción en la intensidad del dolor de cabeza y la frecuencia y el uso de medicamentos sin receta que aquellas que utilizaron el medicamento, y la diferencia en la cantidad de mejoría entre los grupos era estadísticamente significativa.
En otro estudio positivo, 53 personas con dolores de cabeza cervicogénicos recibieron manipulación espinal quiropráctica o acupuntura láser más masaje. 6 La manipulación quiropráctica fue más efectiva. Sin embargo, un estudio similar de 75 personas con dolores de cabeza por tensión recurrentes no encontró diferencia entre los dos grupos. 7 Otros estudios pequeños de la manipulación espinal han sido reportados también, con resultados mezclados. 8
Finalmente, en un estudio controlado, 200 personas con dolores de cabeza cervicogénicos fueron asignadas al azar para recibir una de cuatro terapias; manipulación, una técnica especial de ejercicio, ejercicio más manipulación o ninguna terapia. 9 Cada participante recibió por lo menos de 8 a 12 tratamientos durante un período de 6 semanas. Los tres tratamientos propuestos produjeron mejores resultados que el no tratamiento, y aproximadamente el mismo efecto en cada uno. Sin embargo, estos resultados probaron muy poco debido a que, como se dijo anteriormente, cualquier tratamiento generalmente produce mejores resultados que el no tratamiento por varias razones que no tienen nada que ver con el tratamiento en sí.

Dolor de Espalda

Aunque la manipulación espinal quiropráctica es comúnmente usada para los tratamientos del dolor de espalda , hay muy poco evidencia de que sea efectiva. 10 Además, a pesar de los reclamos generalizados de que la manipulación espinal es un tratamiento más económico para el dolor de espalda que los métodos convencionales, los estudios citados para reforzar estos reclamos sufren de deficiencias significativas que hacen los resultados aparentes no confiables.
Eficacia
Ante todo, los resultados del estudio fracasaron en indicar que la manipulación quiropráctica espinal es muy efectiva para el dolor de espalda. Un estudio doble ciego, controlado de 84 personas que sufrían de dolor de espalda baja comparó la manipulación con un tratamiento con una máquina de diatermia (una máquina de terapia física que utiliza microondas para crear calor debajo de la piel) que realmente no estaba funcionando. 11 Los investigadores les pidieron a los participantes que evaluaran sus propios niveles de dolor a 15 minutos del primer tratamiento, luego 3 y 7 días después del tratamiento. La única diferencia estadística significativa entre los dos grupos fue observada 15 minutos después de la manipulación (La manipulación quiropráctica tuvo mejores resultados en ese punto.)
En otros estudios doble ciego controlados por placebo, los investigadores asignaron 209 pacientes a uno de tres grupos; manipulación espinal de alta-velocidad, baja-amplitud; una manipulación falsa; o un programa de educación para la espalda. 12 Aunque esto ha sido reportado como un estudio positivo, 10 la mayoría de las diferencias observadas entre los grupos no fueron estadísticamente significativas. Además, debido a que casi la mitad de los participantes abandonaron el estudio antes de que terminara, los resultados no pueden ser tomados como significativos.
En un estudio bien diseñado con 321 participantes, los investigadores compararon la manipulación quiropráctica, una forma especial de terapia física (el método Mackenzie) y para el placebo, una provisión de folletos educacionales para el tratamiento del dolor de espalda baja. 13 Los resultados mostraron sorpresivamente poca diferencia en los hallazgos.
Dos estudios encontraron alguna evidencia de que la manipulación espinal quiropráctica es más benéfica para el dolor de espalda que un tratamiento falso, pero esta es muy pequeña. 14,15
Dos estudios citados como evidencia de que el tratamiento quiropráctico beneficia el dolor de espalda realmente implicaron manipulación quiropráctica combinada con otras formas de tratamiento. 19,20 Muchos otros estudios que evaluaron tales terapias combinadas encontraron desde muy poco a ningún beneficio. 16 - 18
Una cosa que se puede decir es que la quiropraxia parece ser al menos tan útil como otras terapias utilizadas comúnmente para el dolor de espalda baja. Varios estudios bien diseñados comparan la manipulación quiropráctica con otras terapias, como la del masaje del tejido suave o terapia física, han encontrado que estas modalidades de tratamiento diferentes dan como resultado beneficios muy similares. 21 - 25 Además, un estudio pequeño encontró que 2 meses de tratamiento con manipulación espinal quiropráctica dieron como resultado un mejor alivio del dolor que la terapia de ejercicio y estos beneficios relativos perduraron después de un año. 58 Sin embargo, debido a que estos estudios no utilizaron un grupo de placebo, de hecho sus resultados no probaron que el tratamiento quiropráctico fuera efectivo.
Costo
Hasta el momento, no hay evidencia concluyente respecto a los costos relativos de la quiropraxia y otras formas de cuidado para el dolor de espalda. Por los obstáculos generalizados para evaluar esto, por favor consulte los Costos mencionados anteriormente.
En un estudio reciente, los costos más significativos para el cuidado del dolor de espalda fueron casi los mismos que para una terapia física y quiropráctica durante un período de 2 años: $437 por una terapia física y $429 por una quiropraxia. 26
En algunos estudios que comparan la quiropráctica con otras formas de cuidado para el dolor de espalda baja, el costo del cuidado quiropráctico cuesta más que el cuidado convencional. 27,28 Los investigadores dan la teoría que los costos más elevados del cuidado quiropráctico se deben al mayor número de visitas y al uso extenso de rayos X.
Sin embargo, en otro comparación de costos, los gastos médicos de la quiropraxia fueron significativamente menores que el cuidado convencional para ciertas categorías de la lesión de espalda. 29 Este estudio observó información de 3,062 demandas (elegidas de un total de 7,551 demandas por lesión de espalda) del Workers Compensation Fund en Utah en 1986, los investigadores compararon información de seis enfermedades diferentes que variaban desde un "esguince no específico" hasta un "disco lumbosacro". Aunque las visitas al médico quiropráctico a menudo fueron más frecuentes, el costo de cada visita fue mucho más bajo que una visita a un médico convencional, y el efecto neto fue un ahorro significativo en los costos. También, las personas que eran atendidas por un médico convencional les fue pagado casi 10 veces más por los días de trabajo perdido que aquellas en el grupo quiropráctico.
Sin embargo, dos factores ocultos estaban también en el trabajo. Primero, el Worker's Compensation Systems pone límites arbitrarios en los costos quiroprácticos; cuando estos son alcanzados, una persona lesionada es enviada con un profesional convencional. Quizás en parte por este hecho, solo dos demandas quiroprácticas en este estudio excedieron los $5,000 dólares, mientras que 100 casos médicos convencionales lo hicieron. El segundo punto importante a considerar es que en un estudio de esta clase es imposible determinar si los pacientes de los grupos médico y quiropráctico tuvieron comparación. Quizá los médicos convencionales atendieron a las personas lesionadas más gravemente, o viceversa. Como se comentó anteriormente, un estudio de esta clase simplemente no puede dar como resultado conclusiones definitivas.

Dolor en el Cuello

No existe evidencia real que apoye el uso de la manipulación espinal para el tratamiento del dolor en el cuello crónico. 30,31 La mayoría de los estudios han encontrado que la manipulación (con o sin movilización o masaje) no es más efectiva que el placebo o ningún tratamiento. Un gran estudio (casi 200 participantes) encontró que un programa de ejercicios especiales (MedX) era más efectivo que la manipulación. 32

Otras Enfermedades

La quiropraxia ha sido evaluada también para otras muchas enfermedades, pero los resultados todavía proporcionan poca evidencia o beneficio.
Cólico Infantil
El cólico infantil es un problema común y frustrante. Aunque la manipulación quiropráctica ha sido promocionada como un tratamiento para esta enfermedad, aún existe poca evidencia de que ofrezca beneficios específicos.
En un estudio doble ciego controlado por placebo, un total de 86 infantes recibieron tres tratamientos quiroprácticos o eran cargados durante10 minutos por una enfermera. 33 Mientras un alto porcentaje de infantes mejoró, no hubo una diferencia significativa entre los dos grupos.
Otros estudio comparó la manipulación espinal con el medicamento dimeticona. 34 Mientras la quiropraxia probó ser más efectiva que el medicamento, la dimeticona por sí misma nunca ha probado ser efectiva para el cólico infantil, y el estudio no utilizó un grupo de placebo. Por esta razón, los resultados de este estudio indican muy poco acerca de la efectividad del tratamiento quiropráctico para el cólico infantil.
PMS
Un estudio pequeño cruzado de la quiropráctica para los síntomas de PMS encontró resultados equivocados. 35
Fobias
Un estudio pequeño comparó el tratamiento Activador de estilo quiropráctico real y falso en personas con fobias y encontró alguna evidencia de beneficio. 36
Asma
En dos estudios controlados que compararon la manipulación espinal con la manipulación falsa para el tratamiento de personas con asma , los resultados mostraron una mejoría igual para los participantes en los dos grupos. 37-39 Estos resultados sugieren que los beneficios fueron causados con mayor probabilidad por la atención dada por el quiropráctico, y no debido a la manipulación espinal en sí misma. Sin embargo, uno de estos estudios ha sido duramente criticado por utilizar como tratamiento falso un método quiropráctico perfectamente capaz de producir un efecto terapéutico. 40 Esto podría esconder los beneficios reales de la forma probada de la quiropraxia. (Si el tratamiento de "placebo" utilizado en un estudio es realmente mejor que el placebo, y el tratamiento probado no es mejor que este "placebo," los resultados podrían simular que indican que el tratamiento probado no es mejor que el placebo, y por lo tanto, ineficaz.)
Dismenorrea (Dolor Menstrual)
Un estudio ciego sencillo controlado por placebo de 138 mujeres que se quejaban de dolor menstrual comparó la manipulación espinal con una manipulación falsa durante cuatro ciclos menstruales y no encontró diferencias entre los dos grupos. 41
Mojar la cama
Un estudio doble ciego controlado por placebo comparó la (técnica Activadora) quiropraxia real y falsa en 46 niños con problemas de mojar la cama , pero fracasó en encontrar una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos. 42

Qué Esperar con El Tratamiento Quiropráctico

Dependiendo de la enfermedad, el tratamiento quiropráctico generalmente se realiza en una base de dos o tres visitas semanales, durante un mes o más. La quiropraxia también se utiliza a veces sobre la base de la necesidad, o en una o dos veces al mes para mantenimiento. Para muchos quiroprácticos, los rayos X son esenciales en la primera visita y en algunas de las visitas posteriores.
Cada sesión implica manipulación de toque seguida de métodos de cualquier técnica de manipulación que el profesional elija usar. Algunas veces también se pueden utilizar otras modalidades, como el masaje o paños fríos o calientes.
Los médicos quiroprácticos también pueden proporcionar bienestar general aconsejando y recetando hierbas o complementos .

Temas de Seguridad

La manipulación quiropráctica parece ser generalmente segura, causando muy rara vez efectos secundarios significativos. 43 - 46 La reacción más común es un malestar local después de la terapia, que desaparece generalmente en unas horas después del tratamiento. Otros efectos secundarios incluyen dolor de cabeza temporal, cansancio y malestar que emana del lugar del ajuste.
Sin embargo, se han publicado artículos que documentan un total de casi 200 casos de complicaciones más serias que parecen haber sido causadas por manipulación del cuello. 47 - 56 Estas incluyen apoplejía, fractura vertebral, hernia de disco, aumento severo en la sensación de nervio pellizcado y ruptura de tráquea. Más de la mitad de estos reportes implican algún tipo de apoplejía, a menudo debida a un rompimiento en un vaso sanguíneo en la base del cuello (la arteria vertebral).
Aunque se han hecho propuestas para determinar por adelantado quien experimentará apoplejías después de una sesión quiropráctica, estos no han tenido éxito. 56 De esta manera, la apoplejía debe ser considerada como un efecto secundario impredecible aunque raro, de la manipulación quiropráctica del cuello. Para ponerlo en perspectiva, sin embargo, la tasa de complicaciones de la quiropraxia es extremadamente baja; de acuerdo a un estimado, solo ocurre una complicación en un millón de sesiones individuales. 30 Entre las personas que recibieron un tratamiento que implicaba la manipulación del cuello, la tasa de apoplejías es quizá de una en 100,000 personas; la tasa de muerte es de una en 400,000. 57 Por comparación, las complicaciones médicas graves que implican medicamentos comunes de la familia del ibuprofeno (medicamentos antiinflamatorios no esteroides, o NSAID por sus siglas en inglés) son más comunes. Entre las personas que los usan para la artritis, los NSAID dieron como resultado hospitalizaciones en una tasa de casi 4 personas en 1,000 y muerte en una tasa de 4 en 10,000. 57 Para ponerlo de otra forma, la tasa de complicaciones con estos medicamentos sin receta comunes es quizá de 100 a 400 veces mayor que con la quiropráctica.
Ciertas condiciones de salud descartan la manipulación espinal, tales como el nervio impactado causando daño severo al nervio o enfermedad significativa de los huesos de la espina.

References

1 Vernon H. Qualitative review of studies of manipulation-induced hypoalgesia. J Manipulative Physiol Ther. 2000;23:134 - 138.

2 Tuchin PJ, Pollard H, Bonello R. A randomized controlled trial of chiropractic spinal manipulative therapy for migraine. J Manipulative Physiol Ther. 2000;23:91 - 95.

3 Nelson CF, Bronfort G, Evans R, et al. The efficacy of spinal manipulation, amitriptyline and the combination of both therapies for the prophylaxis of migraine headache. J Manipulative Physiol Ther. 1998;21:511 - 519.

4 Parker GB, Tupling H, Pryor DS. A controlled trial of cervical manipulation of migraine. Aust N Z J Med. 1978;8:589 - 593.

5 Boline PD, Kassak K, Bronfort G, et al. Spinal manipulation vs. amitriptyline for the treatment of chronic tension-type headaches: a randomized clinical trial. J Manipulative Physiol Ther. 1995;18:148 - 154.

6 Nilsson N, Christensen HW, Hartvigsen J. The effect of spinal manipulation in the treatment of cervicogenic headache. J Manipulative Physiol Ther. 1997;20:326 - 330.

7 Bove G, Nilsson N. Spinal manipulation in the treatment of episodic tension-type headache: a randomized controlled trial. JAMA. 1998;280:1576 - 1579.

8 Astin J, Ernst E. The effectiveness of spinal manipulation for the treatment of headache disorders: a systematic review of randomized clinical trials. Cephalalgia. 2002;22:617 - 623.

9 Jull G, Trott P, Potter H, et al. A randomized controlled trial of exercise and manipulative therapy for cervicogenic headache. Spine. 2002;27:1835 - 1843.

10 Koes BW, Assendelft WJ, van der Heijden GJ, et al. Spinal manipulation for low back pain. An updated systematic review of randomized clinical trials. Spine. 1996;21:2860 - 2873.

11 Glover JR, Morris JG, Khosla T. Back pain: a randomized clinical trial of rotational manipulation of the trunk. Br J Ind Med. 1974;31:59 - 64.

12 Triano JJ, McGregor M, Hondras MA, et al. Manipulative therapy versus education programs in chronic low back pain. Spine. 1995;20:948 - 955.

13 Cherkin DC, Deyo RA, Battie M, et al. A comparison of physical therapy, chiropractic manipulation, and provision of an educational booklet for the treatment of patients with low back pain. N Engl J Med. 1998;339:1021 - 1029.

14 Sanders GE, Reinert O, Tepe R, et al. Chiropractic adjustive manipulation on subjects with acute low back pain: visual analog pain scores and plasma beta-endorphin levels. J Manipulative Physiol Ther. 1990;13:391 - 395.

15 Schiller L. Effectiveness of spinal manipulative therapy in the treatment of mechanical thoracic spine pain: a pilot randomized clinical trial. J Manipulative Physiol Ther. 2001;24:394 - 401.

16 Jayson MIV, Sims-Williams, Young S, et al. Mobilization and manipulation for low-back pain. Spine. 1981;6:409 - 416.

17 Farrell JP, Twomey LT. Acute low back pain. Comparison of two conservative treatment approaches. Med J Aust. 1982;1:160 - 164.

18 Koes BW, Assendelft WJ, van der Heijden GJ, et al. Spinal manipulation and mobilisation for back and neck pain: a blinded review. BMJ. 1991;303:1298 - 1303.

19 Ongley MJ, Klein RG, Dorman TA, et al. A new approach to the treatment of chronic low back pain. Lancet. 1987;2:143 - 146.

20 Bergquist-Ullman M, Larsson U. Acute low back pain in industry. A controlled prospective study with special reference to therapy and confounding factors. Acta Orthop Scand. 1977;170:1 - 117.

21 Hoehler FK, Tobis JS, Buerger AA. Spinal manipulation for low back pain. JAMA. 1981;245:1835 - 1838.

22 Pope MH, Phillips RB, Haugh LD, et al. A prospective randomized three-week trial of spinal manipulation, transcutaneous muscle stimulation, massage and corset in the treatment of subacute low back pain. Spine. 1994;19:2571 - 2577.

23 Hadler NM, Curtis P, Gillings DB, et al. A benefit of spinal manipulation as adjunctive therapy for acute low-back pain: a stratified controlled trial. Spine. 1987;12:702 - 706.

24 Cherkin DC, Deyo RA, Battie M, et al. A comparison of physical therapy, chiropractic manipulation, and provision of an educational booklet for the treatment of patients with low back pain. N Engl J Med. 1998;339:1021 - 1029.

25 Shekelle PG, Adams AH, Chassin MR, et al. Spinal manipulation for low-back pain. Ann Intern Med. 1992;117:590 - 598.

26 Cherkin DC, Deyo RA, Battie M, et al. A comparison of physical therapy, chiropractic manipulation, and provision of an educational booklet for the treatment of patients with low back pain. N Engl J Med. 1998;339:1021 - 1029.

27 Ofman JJ. Chiropractic spinal manipulation for treatment of acute low back pain. Altern Med Alert. 1998;1:45 - 46.

28 Carey TS, Garrett J, Jackman A, et al. The outcomes and costs of care for acute low back pain among patients seen by primary care practitioners, chiropractors, and orthopedic surgeons. The North Carolina Back Pain Project. N Engl J Med. 1995;333:913 - 917.

29 Jarvis KB, Phillips RB, Morris EK. Cost per case comparison of back injury claims of chiropractic versus medical management for conditions with identical diagnostic codes. J Occup Med. 1991;33:847 - 852.

30 Coulter ID. The Appropriateness of Manipulation and Mobilization of the Cervical Spine. Santa Monica, CA: Rand Corporation; 1996.

31 Gross A, Kay T, Hondras M, et al. Manual therapy for mechanical neck disorders: a systematic review. Man Ther. 2002;7:131.

32 Nelson CF, Bronfort G, Evans R, et al. The efficacy of spinal manipulation, amitriptyline and the combination of both therapies for the prophylaxis of migraine headache. J Manipulative Physiol Ther. 1998;21:511 - 519.

33 Olafsdottir E, Forshei S, Fluge G, et al. Randomised controlled trial of infantile colic treated with chiropractic spinal manipulation. Arch Dis Child. 2001;84:138 - 141.

34 Wiberg JMM, Nordsteen J, Nilsson N. The short-term effect of spinal manipulation in the treatment of infantile colic: a randomized controlled clinical trial with a blinded observer. J Manipulative Physiol Ther. 1999;22:517 - 522.

35 Walsh MJ, Polus BI. A randomized, placebo-controlled clinical trial on the efficacy of chiropractic therapy on premenstrual syndrome. J Manipulative Physiol Ther. 1999;22:582 - 585.

36 Peterson KB. The effects of spinal manipulation on the intensity of emotional arousal in phobic subjects exposed to a threat stimulus: a randomized, controlled, double-blind clinical trial. J Manipulative Physiol Ther. 1997;20:602 - 606.

37 Balon J, Aker PD, Crowther ER, et al. A comparison of active and simulated chiropractic manipulation as adjunctive treatment for childhood asthma. N Engl J Med. 1998;339:1013 - 1020.

38 Nielsen NH, Bronfort G, Bendix T, et al. Chronic asthma and chiropractic spinal manipulation: a randomized clinical trial. Clin Exp Allergy. 1995;25:80 - 88.

39 Kaplan AP. Chiropractic for asthma: placebo effect. Complement Med Physician. 1999;4:75 - 76.

40 Kukurin GW. Chronic pediatric asthma and chiropractic spinal manipulation. A prospective clinical series and randomized clinical pilot study. J Manipulative Physiol Ther. 2002;25:540 - 541.

41 Hondras MA, Long CR, Brennan PC. Spinal manipulative therapy versus a low force mimic maneuver for women with primary dysmenorrhea: a randomized, observer-blinded, clinical trial. Pain. 1999;81:105 - 114.

42 Reed WR, Beavers S, Reddy SK, et al. Chiropractic management of primary nocturnal enuresis. J Manipulative Physiol Ther. 1994;17:596 - 600.

43 Senstad O, Leboeuf-Yde C, Borchgrevink C. Frequency and characteristics of side effects of spinal manipulative therapy. Spine. 1997;22:435 - 441.

44 Senstad O, Leboeuf-Yde C, Borchgrevink CF. Side-effects of chiropractic spinal manipulation: types frequency, discomfort and course. Scand J Prim Health Care. 1996;14:50 - 53.

45 Ernst E. Prospective investigations into the safety of spinal manipulation. J Pain Symptom Manage. 2001;21:238 - 242.

46 Haynes MJ. Stroke following cervical manipulation in Perth. Chiropr J Aust. 1994;24:42 - 46.

47 Frumkin LR, Baloh RW. Wallenberg's syndrome following neck manipulation. Neurology. 1990;40:611 - 615.

48 Michaeli A. Reported occurrence and nature of complications following manipulative physiotherapy in South Africa. Aust J Physiother. 1993;39:309 - 315.

49 Frisoni GB, Anzola GP. Vertebrobasilar ischemia after neck motion. Stroke. 1991;22:1452 - 1460.

50 Hufnagel A, Hammers A, Schonle PW, et al. Stroke following chiropractic manipulation of the cervical spine. J Neurol. 1999;246:683 - 688.

51 Stevinson C, Honan W, Cooke B, et al. Neurological complications of cervical spine manipulation. J R Soc Med. 2001;94:107 - 110.

52 Lee KP, Carlini WG, McCormick GF, et al. Neurologic complications following chiropractic manipulation: a survey of California neurologists. Neurology. 1995;45:1213 - 1215.

53 Klougart N, Leboeuf-Yde C, Rasmussen LR. Safety in chiropractic practice, Part I: The occurrence of cerebrovascular accidents after manipulation to the neck in Denmark from 1978 - 1988. J Manipulative Physiol Ther. 1996;19:371 - 377.

54 Assendelft WJ, Bouter LM, Knipschild PG. Complications of spinal manipulation: a comprehensive review of the literature. J Fam Pract. 1996;42:475 - 480.

55 Rivett DA, Milburn P. Complications arising from spinal manipulative therapy in New Zealand. Physiotherapy. 1997;83:626 - 632.

56 Haldeman S, Kohlbeck FJ, McGregor M. Unpredictability of cerebrovascular ischemia associated with cervical spine manipulation therapy. Spine. 2002;27:49 - 55.

57 Dabbs V, Lauretti WJ. A risk assessment of cervical manipulation vs. NSAIDs for the treatment of neck pain. J Manipulative Physiol Ther. 1995;18:530 - 536.

58 Aure OF, Hoel Nilsen J, Vasseljen O. Manual Therapy and Exercise Therapy in Patients With Chronic Low Back Pain: A Randomized, Controlled Trial With 1-Year Follow-up. Spine . 2003;28:525 - 531.

Revision Information

My Health Patient Portal