Skip to Content

Apoyo Nutricional (General)

Formas del Suplemento / Nombres Alternos:

  • Vitaminas y Minerales (General)
Existen dos formas principales de usar los suplementos de vitaminas y minerales: "megadosis" y terapia nutricional.
La propuesta de la megadosis involucra tomar suplementos en dosis mayores a las necesidades nutricionales con la esperanza de producir beneficios médicos específicos. Estas técnicas esencialmente utilizan los nutrientes como medicamentos naturales. Los artículos suplementarios individuales en esta enciclopedia explica qué es lo que se conoce acerca de los potenciales riesgos y beneficios de la terapia de la megadosis.
Este artículo trata de la segunda propuesta: Tomar los nutrientes en el nivel de las necesidades nutritivas. Discutimos temas generales respecto a tal "seguro de nutrición," e indicamos cuáles nutrientes usted debería considerar tomar diariamente.

Requerimientos/Fuentes

No hay duda de que es importante obtener la cantidad suficiente de todos los nutrientes necesarios. Sin embargo, el proceso para determinar los niveles de ingesta diaria adecuados de vitaminas y minerales no es una ciencia exacta, y las recomendaciones publicadas por expertos en varios países con frecuencia no concuerdan en cierto grado.
En general, mientras es bastante fácil determinar las ingestas mínimas de nutrientes que son necesarios para evitar franca desnutrición, no existe la manera correcta para determinar niveles óptimos de ingesta. Además, indudablemente, las necesidades individuales varían basadas en numerosos factores, incluyendo edad, genética, estilo de vida, otros alimentos en la dieta y muchas influencias ambientales adicionales; ningún programa oficial de recomendaciones posiblemente podría tomar todos estos factores en cuenta, aun si existieran todos los datos necesarios (que no existen).
De esta manera, todas las recomendaciones para la ingesta diaria de nutrientes deben ser consideradas como aproximadas. Los artículos sobre suplementos individuales en esta enciclopedia, resumen las recomendaciones actuales de los E.U.
Deficiencias Nutricionales Comunes
Las deficiencias severas de vitaminas y minerales son raras en el mundo desarrollado. Sin embargo, la evidencia sugiere que las deficiencias ligeras en ciertos nutrientes puede ser relativamente común. Estas incluyen calcio , 15,16cromo , 14folato , 13magnesio , 17 vitamina B 6 , 18-20vitamina C , 21-24 vitamina B 12 (principalmente en los ancianos), 25-28vitamina D , 33 vitamina E, 40-42 y zinc . 16,34-37
Mientras pocas personas están tan deficientes en estos nutrientes, como para mostrar síntomas de franca desnutrición, las deficiencias tenues podrían incrementar el riesgo de numerosas enfermedades. Por ejemplo, la ingesta insuficiente de calcio y vitamina D puede incrementar sus probabilidades de desarrollar osteoporosis y la ingesta inapropiada de folato y vitamina B 6 podría acelerar el desarrollo de enfermedad cardiaca.
Por lo tanto, tomar complementos para suplir estas importantes vitaminas y minerales puede ser una buena idea como una forma de seguro. Para recomendaciones de dosificación estándar así como asuntos de seguridad, siga los vínculos arriba de los artículos completos.
Además de las vitaminas y minerales, la ingesta de ácidos grasos esenciales puede ser comúnmente inadecuada. Para mayor información, vea los artículos sobre ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-3 .
Las mujeres pueden desarrollar deficiencia de hierro , pero los hombres difícilmente lo harán. Incluso en las mujeres, los suplementos de hierro no son benéficos en la ausencia de una deficiencia real. Recomendamos evitar suplementos de hierro a menos que las pruebas indiquen que usted realmente los necesita.
Complementos Multivitamínicos/Minerales
La forma más sencilla de apoyar su nutrición es tomar un complemento multivitamínico y mineral general, que provea un amplio rango de nutrientes a niveles nutricionales estándar. Sin embargo, existen algunas advertencias para tener en mente.
  • Algunos suplementos incluyen dosis muy elevadas de ciertos nutrientes, tales como los antioxidantes. Como se describió arriba, cuando toma los nutrientes de esta manera, usted los está empleando como medicinas más que como nutrientes; usted no está más en el mundo de la complementación nutricional sino que ha entrado al arriesgado mundo del tratamiento de megadosis.
  • Recomendamos que use un multivitamínico libre de hierro y suplementos minerales a menos que usted haya sido evaluado y se haya encontrado deficiente de hierro.
  • Los minerales calcio y magnesio son muy voluminosos y pocos suplementos multivitamínicos/minerales proveen el requerimiento diario. Estos minerales generalmente deben ser tomados en forma de pastillas adicionales. Nota: No es posible que su cuerpo absorba el valor diario en una sola dosis de calcio. Como mínimo, son necesarias dos dosis.
  • Finalmente, note que los alimentos puede contener muchas sustancias no esenciales tales como carotenos y bioflavonoides que no obstante, mejoran la salud. Por esta razón, ningún no se debería considerar a ningún suplemento de nutrientes como un sustituto para una dieta saludable y variada.
Tomando Complementos Individuales
Un problema con los suplementos multivitamínicos/minerales es que algunos nutrientes pueden interferir con la absorción de los otros. Por esta razón, pueden haber ventajas al tomar los suplementos separadamente. (¡El factor problema es una fuerte desventaja!) En suma, este método le permite a una persona evitar tomar vitaminas y minerales que no necesita.
Si usted usa esta propuesta, tenga en mente lo siguiente:
  • Los minerales vienen en muchas formas químicas diferentes, técnicamente llamadas "sales." Por ejemplo, usted puede comprar calcio como carbonato de calcio, citrato de calcio, orotato de calcio y en media docena de muchas otras formas. En ciertos casos, se sabe que ciertas sales de minerales son mejor absorbidas que otras. Este es particularmente el caso con el calcio , como se describió en todo el artículo.
  • Cuando tome zinc debería balancearlo con cobre .
  • Podrían haber ventajas al tomar ciertos nutrientes en niveles un poco más altos de las recomendaciones estándar, pero cada nutriente presenta sus propios problemas. Más no necesariamente significa mejor. Vea cada artículo sobre cada nutriente individual para detalles.
Vitaminas Naturales contra Sintéticas
Muchas personas se preguntan si las vitaminas "naturales" son mejores que las "sintéticas". Sin embargo, esta pregunta desvía un poco la atención. En última instancia, ningún suplemento vitamínico o mineral es "natural." Las vitaminas y minerales purificados son productos procesados refinados, análogos a el azúcar blanca o fertilizante artificial. No importa mucho si son extraídos de alimentos o elaborados en un laboratorio: El resultado es el mismo. Por ejemplo, la vitamina C hecha de escaramujo es químicamente idéntica a la vitamina C sintetizada de un raspado. Ambas son ácido ascórbico.
Sin embargo, el mismo escaramujo, suple muchos nutrientes junto con la vitamina C. Si usted verdaderamente deseara conseguir sus vitaminas de manera natural, podría considerar tomarlas como suplementos alimenticios completos congelados, secos o condensados en lugar de vitaminas purificadas. Esto podría ofrecer una ventaja específica sobre las vitaminas purificadas: Como lo apuntamos arriba, las frutas y verduras pueden proveer sustancias que aunque no son esenciales todavía, pueden promover mejor salud.

Usos Terapéuticos

Bajo ciertas condiciones, las necesidades nutricionales para muchos nutrientes pueden aumentar. Estas incluyen enfermedades tales como diabetes , enfermedad de Crohn , VIH y colitis ulcerativa . Además, los individuos que fuman cigarros o consumen alcohol de manera excesiva pueden necesitar nutrientes adicionales. Siga los vínculos hacia los artículos individuales para mayor información.
Los medicamentos pueden incrementar las necesidades de ciertos nutrientes; si busca sus medicamentos en la sección de Interacción con Medicamentos de la enciclopedia, usted encontrará lo que se sabe acerca de estas así llamadas "reducciones de nutrientes."
La evidencia incompleta y en algunos casos contradictoria sugiere que el uso de suplementos vitamínicos y/o multiminerales puede reducir el dolor de la osteoartritis , 46 reducir los síntomas del síndrome de estrés premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés)1-4 y estrés ordinario, 5,6 mejorar la fertilidad en mujeres , 10 reducir la náusea relacionada con el embarazo ("mareos matutinos"), 47elevar la función mental , 11,12,48-51 mejorar el bienestar general , 47,51 y reducir el comportamiento antisocial en niños y jóvenes adultos (en especial aquellos que están desnutridos). 40,47,52
Según muchos, pero no todos, los estudios, el uso de suplementos multivitamínicos/multiminerales o suplementos que sólo contienen zinc y selenio , pueden ayudar a prevenir infecciones en ancianos 7,32,38,39,43 y personas con diabetes . 29
Otro estudio descubrió que la complementación con selenio, zinc y cobre ayuda a prevenir infecciones respiratorias entre individuos que sufren de quemaduras severas. 31
Además, dos estudios descubrieron que las pastillas multivitamínicas/multiminerales fortalecen la respuesta inmune a las vacunas. 7,8 Otro estudio descubrió un efecto relacionado: El aumento de la respuesta inmune a la evaluación de la piel. 30 Sin embargo, en un ensayo, el uso de vitaminas sin minerales, en realidad afectó la respuesta inmune de la vacunación. 9

References

1 London RS, Bradley L, Chiamori NY. Effect of a nutritional supplement on premenstrual symptomatology in women with premenstrual syndrome: a double-blind longitudinal study. J Am Coll Nutr . 1991;10:494 - 499.

2 Reynolds MA, London RS. Efficacy of a multivitamin/mineral supplement in the treatment of the premenstrual syndrome [abstract]. J Am Coll Nutr . 1988;7:416.

3 Stewart A. Clinical and biochemical effects of nutritional supplementation on the premenstrual syndrome. J Reprod Med . 1987;32:435 - 441.

4 Chakmakjian ZH, Higgins CE, Abraham GE. The effect of a nutritional supplement, Optivite for women, on premenstrual tension syndromes: II. Effect on symptomatology, using a double-blind, cross-over design. J Appl Nutr . 1985;37:12 - 17.

5 Schlebusch L, Bosch BA, Polglase G, et al. A double-blind, placebo-controlled, double-centre study of the effects of an oral multivitamin-mineral combination on stress. S Afr Med J . 2000;90:1216 - 1223.

6 Carroll D, Ring C, Suter M, et al. The effects of an oral multivitamin combination with calcium, magnesium, and zinc on psychological well-being in healthy young male volunteers: a double-blind placebo-controlled trial. Psychopharmacology (Berl) . 2000;150:220 - 225.

7 Girodon F, Galan P, Monget AL, et al. Impact of trace elements and vitamin supplementation on immunity and infections in institutionalized elderly patients: a randomized controlled trial. MIN. VIT. AOX. geriatric network. Arch Intern Med. 1999;159:748-754.

8 Chandra RK, Puri S. Nutritional support improves antibody response to influenza virus vaccine in the elderly. Br Med J (Clin Res Ed). 1985;291:705-706.

9 Ender PT, DeRussy PK, Caldwell MM, et al. The effect of a multivitamin on the immunologic response to the influenza vaccine in the elderly. Infect Dis Clin Pract. 2001;10:81-85.

10 Czeizel AE, Metneki J, Dudas I. The effect of preconceptional multivitamin supplementation on fertility. Int J Vitam Nutr Res . 1996;66:55-58.

11 Benton D. Micro-nutrient supplementation and the intelligence of children. Neurosci Biobehav Rev. 2001;25:297-309

12 Chandra RK. Effect of vitamin and trace-element supplementation on cognitive function in elderly subjects. Nutrition. 2001;17:709-712.

13 Wald NJ, et al. Quantifying the effect of folic acid. Lancet . 2001;15;358:2069-2073.

14 Mertz W. Chromium in human nutrition: a review. J Nutr . 1993;123:626-633.

15 McCarron DA. Dietary calcium and lower blood pressure: we can all benefit [editorial]. JAMA. 1996;275:1128-1129.

16 Ervin RB, Kennedy-Stephenson J. Mineral intakes of elderly adult supplement and non-supplement users in the third national health and nutrition examination survey. J Nutr . 2002;132:3422 - 3427.

17 Alaimo K, McDowell MA, Briefel RR, et al. Dietary intake of vitamins, minerals and fiber of persons age 2 months and over in the United States: Third National Health and Nutrition Examination Survey, phase 1, 1988-91. Advance Data from Vital and Health Statistics . 1994;258:1-26.

18 Kant AK, Block G. Dietary vitamin B-6 intake and food sources in the US population: NHANES II, 1976-1980. Am J Clin Nutr . 1990;52:707-716.

19 van der Wielen RP, de Groot LC, van Staveren WA. Dietary intake of water soluble vitamins in elderly people living in a Western society (1980-1993). Nutr Res. 1994;14:605-638.

20 Albertson AM, Toblemann RC, Engstrom A, et al. Nutrient intakes of 2- to 10-year-old American children: 10-year trends. J Am Diet Assoc . 1992;92:1492-1496.

21 Hercberg S, Preziosi P, Galan P, et al. Vitamin status of a healthy French population: Dietary intakes and biochemical markers. Int J Vitam Nutr Res . 1994;64:220-232.

22 Lowik MR, Wedel M, Kistemaker C, et al. Assessment of the adequacy of vitamin C intake in the Netherlands [abstract]. J Am Coll Nutr . 1991;10:544.

23 Baker B. Vitamin C deficiency common in hospitalized. Fam Pract News. March 1995:25.

24 Taylor CA, Hampl JS, Johnston CS. Low intakes of vegetables and fruits, especially citrus fruits, lead to inadequate vitamin C intakes among adults. Eur J Clin Nutr. 2000;54:573-578.

25 Saltzman JR, Kemp JA, Golner BB, et al. Effect of hypochlorhydria due to omeprazole treatment or atrophic gastritis on protein-bound vitamin B12 absorption. J Am Coll Nutr. 1994;13:584-591.

26 van Goor L, Woiski MD, Lagaay AM, et al. Review: cobalamin deficiency and mental impairment in elderly people. Age Ageing . 1995;24:536-542.

27 Pennypacker LC, Allen RH, Kelly JP, et al. High prevalence of cobalamin deficiency in elderly outpatients. J Am Geriatr Soc . 1992;40:1197-1204.

28 Yao Y, Yao SL, Yao SS, et al. Prevalence of vitamin B12 deficiency among geriatric outpatients. J Fam Pract . 1992;35:524-528.

29 Barringer TA, Kirk JK, Santaniello AC, et al. Effect of a multivitamin and mineral supplement on infection and quality of life. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med . 2003;138:365 - 371.

30 Bogden JD, Bendich A, Kemp FW, et al. Daily micronutrient supplements enhance delayed-hypersensitivity skin test responses in older people. Am J Clin Nutr . 1994;60:437-447.

31 Berger MM, Spertini F, Shenkin A, et al. Trace element supplementation modulates pulmonary infection rates after major burns: a double-blind, placebo-controlled trial. Am J Clin Nutr . 1998;68:365-371.

32 Graat JM, Schouten EG, Kok FJ. Effect of daily vitamin E and multivitamin-mineral supplementation on acute respiratory tract infections in elderly persons: a randomized controlled trial. JAMA . 2002;288:715-721.

33 Utiger RD. The need for more vitamin D. N Engl J Med . 1998;338:828-829.

34 Sandstead HH. Zinc nutrition in the United States. Am J Clin Nutr . 1973;26:1251-1260.

35 Prasad AS. Zinc deficiency in women, infants, and children. J Am Coll Nutr . 1996;15:113-120.

36 Goldenberg RL, Tamura T, Neggers Y, et al. The effect of zinc supplementation on pregnancy outcome. JAMA . 1995;274:463-468.

37 Stang J, Story MT, Harnack L, et al. Relationships between vitamin and mineral supplement use, dietary intake, and dietary adequacy among adolescents. J Am Diet Assoc . 2000;100:905-910.

38 Girodon F, Lombard M, Galan P, et al. Effect of micronutrient supplementation on infection in institutionalized elderly subjects: a controlled trial. Ann Nutr Metab . 1997;41:98 - 107.

39 Chandra RK. Effect of vitamin and trace-element supplementation on immune responses and infection in elderly subjects. Lancet 1992;340:1124-1127.

40 Schoenthaler SJ, Amos S, Doraz W, et al. The effect of randomized vitamin-mineral supplementation on violent and non-violent antisocial behavior among incarcerated juveniles. J Nutr Environ Med . 1359-0847.1977.7. 343-352.

41 Murphy SP, Subar AF, Block G. Vitamin E intakes and sources in the United States. Am J Clin Nutr. 1990;52:361 - 367.

42 Ford ES, Sowell A. Serum alpha-tocopherol status in the United States population: findings from the Third National Health and Nutrition Examination study. Am J Epidemiol . 1999;150:290 - 300.

43 Jain AL. Influence of vitamins and trace-elements on the incidence of respiratory infection in the elderly. Nutr Res. 2002;22:85 - 87.

44 Czeizel AE, Dudas I, Fritz G, et al. The effect of periconceptional multivitamin-mineral supplementation on vertigo, nausea and vomiting in the first trimester of pregnancy. Arch Gynecol Obstet. 1992;251:181-185

45 Ussher JM, Dewberry C, Malson H, et al. The relationship between health related quality of life and dietary supplementation in British middle managers: a double blind placebo controlled study. Psychol Health. 1995;10:97-111.

46 Colker CM, Swain M, Lynch L, et al. Effects of a milk-based bioactive micronutrient beverage on pain symptoms and activity of adults with osteoarthritis: a double-blind, placebo-controlled clinical evaluation. Nutrition. 2002;18:388-392.

47 Schoenthaler SJ, Bier ID. The effect of vitamin-mineral supplementation on juvenile delinquency among American schoolchildren: a randomized, double-blind placebo-controlled trial. J Altern Complement Med . 2000;6:7-17.

48 Schoenthaler SJ, Amos SP, Doraz WE, et al. Controlled trial of vitamin-mineral supplementation on intelligence and brain function. Pers Individual Differences. 1991;12:343-350.

49 Schoenthaler SJ, Amos SP, Eysenck HJ, et al. Controlled trial of vitamin-mineral supplementation: effects on intelligence and performance. Pers Individual Differences . 1991;12:351-362.

50 Schoenthaler SJ, Bier ID. Vitamin-mineral intake and intelligence: a macrolevel analysis of randomized controlled trials. J Altern Complement Med . 1999;5:125-134.

51 Benton D, Fordy J, Haller J. The impact of long-term vitamin supplementation on cognitive functioning. Psychopharmacology . 1995;117:298-305.

52 Gesch CB, Hammond SM, Hampson SE, et al. Influence of supplementary vitamins, minerals and essential fatty acids on the antisocial behaviour of young adult prisoners. Randomised, placebo-controlled trial. Br J Psychiatry . 2002;181:22-28.

Revision Information

My Health Patient Portal