Skip to Content

Osteoporosis

Uses

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

Hierbas y Suplementos Para Usar Sólo con Precaución

Existen muchos factores conocidos o de los que se sospecha que aceleran la tasa de pérdida ósea. Estos incluyen el fumar, el alcohol, bajo consumo de calcio, excesivo consumo de fósforo (como el que se encuentra en los refrescos), falta de ejercicio, varios medicamentos y algunas enfermedades médicas. El consumo excesivo de vitamina A también puede aumentar el riesgo de osteoporosis, 1.109 y una pérdida rápida de peso puede aumentar el riesgo en las mujeres menopáusicas. 2 Las mujeres son mucho más propensas a la osteoporosis que los hombres y por esta razón, la siguiente discusión se centra casi por completo en ellas.
El tratamiento médico convencional para la osteoporosis en las mujeres se centra de manera principal en medicamentos de la familia de los bisfosfonatos, como el Fosamax (ingerido junto con calcio y vitamina D; consulte más adelante).
Los ejercicios de soporte de peso son altamente recomendados.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

Existe una evidencia acertada de que los suplementos de calcio pueden ser capaces de reducir el progreso de la osteoporosis. Una combinación de calcio y vitamina D puede ser capaz de producir incluso mejores resultados. La substancia semisintética ipriflavona realmente puede revertir la enfermedad hasta cierto punto, a pesar de que no todos los estudios están de acuerdo, y la ipriflavona podría representar algunos riesgos. La soya o sus compuestos de isoflavona pueden ser útiles para la osteoporosis, pero los resultados de los estudios permanecen en conflicto.

Calcio y Vitamina D

El calcio es necesario para construir y mantener los huesos. Usted también necesita vitamina D, dado que el cuerpo no puede absorber el calcio sin ella. (Aunque su cuerpo pueda producir vitamina D cuando está expuesto al sol, en esta época de los bloqueadores solares, los suplementos de vitamina D pueden ser necesarios.) Muchos estudios acertados indican que los suplementos de calcio pueden ayudar a prevenir y reducir la osteoporosis. 3 La complementación de calcio en las dosis recomendadas parece ser capaz de reducir la pérdida ósea en las mujeres menopáusicas en todos los lugares de los huesos con excepción de la columna vertebral. 4 - 6
También la vitamina D por sí sola parece ofrecer algunos beneficios para los huesos. 110
La combinación es aun más efectiva. Una evidencia acertada nos dice que cuando la vitamina D se ingiere junto con el calcio los resultados son aun mejores. 7 Un tratamiento de combinación puede ser capaz de reducir la osteoporosis en la columna vertebral, y en algunos casos en realidad revierte la osteoporosis hasta cierto punto. La vitamina D y el calcio cuando se ingieren juntos pueden tener un efecto moderadamente protector en contra de la pérdida ósea severa causada por medicamentos con corticosteroides como la prednisona. 8,9
Sin embargo, el uso de la vitamina D y el calcio debe ser continuo. La mejoría en los huesos desaparece rápidamente una vez que se dejan de tomar los suplementos. 10
Algunos otros suplementos pueden aumentar los efectos del calcio y la vitamina D. Un estudio encontró que añadir varios microelementos minerales ( zinc : 15 mg; cobre : 2.5 mg; y manganeso : 5 mg) produjo una mejoría posterior. 11,12 Sin embargo, el cobre por sí mismo puede no ser útil. 99
Existe alguna evidencia de que los ácidos grasos esenciales también pueden aumentar la efectividad del calcio. En un estudio, a 65 mujeres menopáusicas se les administró calcio junto con un placebo o una combinación de aceites grasos omega-6 (de aceite de onagra ) y ácidos grasos omega-3 (de aceite de pescado ) por un período de 18 meses. Al final del período del estudio, el grupo que recibió ácidos grasos esenciales tuvo una mayor densidad ósea y menos fracturas que el grupo del placebo. 13 Sin embargo, en contraste con esto, una prueba similar doble ciego de 12 meses de duración, de 42 mujeres menopáusicas no encontró beneficio alguno con los ácidos grasos esenciales. 14 La explicación de la discrepancia puede residir en las diferencias entre las mujeres estudiadas. El primer estudio implicó a mujeres que vivían en asilos, mientras que en el segundo estudió a mujeres sanas que vivían por su cuenta. El segundo grupo de mujeres puede haber estado mejor alimentado y haber recibido ya suficientes ácidos grasos en su dieta.
Finalmente, la vitamina K también puede aumentar el efecto del calcio (consulte más adelante). 111
De manera interesante, la vitamina D puede ofrecer otro beneficio para la osteoporosis. De acuerdo con la mayoría, pero no con todos los estudios, cuando personas ancianas toman suplementos de vitamina D, tienen menos tendencia de balancearse mientras están de pie o caminan y es menos probable que se caigan. 103,104,112,113,120 Dado que la consecuencia adversa más común de la osteoporosis es una fractura debido a una caída, éste puede ser un beneficio significativo.
Para más información, incluyendo la dosis y cuestiones de seguridad, lea los artículos completos sobre calcio y vitamina D .

Ipriflavona

La ipriflavona es una variación semisintética de isoflavonas de la soya (consulte más adelante). La ipriflavona parece ayudar a prevenir la osteoporosis al interferir con la descomposición de los huesos. El estrógeno funciona, en mucho, de la misma manera, pero la ipriflavona no parece producir efectos estrogénicos en ninguna otra parte del cuerpo además de en los huesos. Por lo tanto, probablemente ésta no aumenta el riesgo de cáncer de seno o uterino. Sin embargo, tampoco reduce los bochornos, sudores nocturnos, cambios de humor o la resequedad vaginal de la menopausia. Además, puede causar riesgos para la salud por sí misma.
Numerosos estudios doble ciego controlados por placebo que implican un total de cerca de 1,700 participantes han examinado los efectos de la ipriflavona en varias formas de osteoporosis. 15 - 26 En general, parece que la ipriflavona puede detener el progreso de la osteoporosis y quizá revertirlo hasta cierto punto.
Por ejemplo, un estudio doble ciego de dos años de duración, observó a 198 mujeres menopáusicas que tenían evidencia de pérdida ósea. 27 Al final del estudio, hubo una recuperación de la densidad ósea del 1% en el grupo de ipriflavona comparado con la pérdida del 0.7% del grupo de placebo.
Por el contrario, el estudio más extenso y de más duración de ipriflavona no reportó beneficio alguno. 28 En esta prueba de 3 años de duración de 474 mujeres menopáusicas, no se reportaron diferencias en la extensión de la osteoporosis entre el grupo de ipriflavona y el de placebo. Sin embargo, por razones que no son claras, los investigadores de este estudio les dieron a las mujeres sólo 500 mg de calcio diariamente. En todo los otros grandes estudios de ipriflavona se les dio a las participantes 1,000 mg de calcio al día. Es posible que la ipriflavona requiera la dosis más alta de calcio para funcionar adecuadamente.
La ipriflavona también puede ser útil en prevenir la osteoporosis en las mujeres que están tomando Lupron o medicamentos corticoesteroides que aceleran la pérdida ósea. 29 - 31 (Sin embargo, el uso combinado de ipriflavona y medicamentos que suprimen el sistema inmunológico, como los corticoesteroides, presenta riesgos.)
Existe alguna evidencia que combinando la ipriflavona con el estrógeno se pueden mejorar los beneficios anti-osteoporosis. 32,33 Sin embargo, no sabemos si tal combinación aumenta o reduce los otros beneficios y los efectos adversos de la terapia de reemplazo de estrógeno.
Finalmente, por razones que no son del todo claras, la ipriflavona parece ser capaz de reducir el dolor en la osteoporosis relacionado con fracturas que ya han ocurrido. 34 - 36
Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo de ipriflavona .

Isoflavonas de Soya (y Otros Productos de Soya)

La soya contiene substancias llamadas isoflavonas que producen efectos en el cuerpo, un poco similares a los efectos del estrógeno. A pesar de que los resultados del estudio no son del todo consistentes, cuando se toman de manera global, la evidencia sugiere que la genisteína y otras isoflavonas de la soya pueden (igual que el estrógeno) ayudar a prevenir la pérdida ósea. 37 - 48,105,106,114
Por ejemplo, en un estudio doble ciego controlado por placebo de un año de duración, a 90 mujeres de edades entre los 47 y 57 años se les dio genisteína, terapia de reemplazo hormonal estándar (HRT, por sus siglas en inglés) o placebo. 106 Los resultados mostraron que la genisteína previene la pérdida ósea aproximadamente hasta el mismo punto que la HRT. No se detectaron efectos adversos en el útero o en los senos.
De modo interesante, a diferencia del estrógeno, que principalmente ayuda a prevenir la destrucción de los huesos, la evidencia sugiere que las isoflavonas también pueden ayudar a crear huesos nuevos. 49,50,106
Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo de la soya .

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

La evidencia indica (pero no lo prueba) que la vitamina K puede ayudar a prevenir la osteoporosis. 51 - 60,111 La mejor evidencia proviene de una prueba doble ciego controlada por placebo de 3 años de duración de 181 mujeres. 111 Las participantes, mujeres menopáusicas entre las edades 50 y 60 años, fueron divididas en tres grupos; placebo, calcio más vitamina D más magnesio, o calcio más vitamina D más magnesio más vitamina K (en una dosis de 1 g diario). Los investigadores registraron la pérdida ósea utilizando un escáner DEXA estándar de densidad ósea. Los resultados demostraron que las participantes de la prueba que utilizaron la vitamina K junto con todos los demás nutrientes tuvieron menos pérdida ósea que los otros dos grupos.
Mientras ningún estudio pueda proporcionar una prueba definitiva de la efectividad de un suplemento, esta prueba sugiere de manera muy marcada que las mujeres en riesgo de osteoporosis deben considerar tomar vitamina K junto con otros nutrientes.
La evidencia creciente sugiere que la hormona DHEA puede ser útil para combatir la osteoporosis en las mujeres posmenopáusicas, especialmente en aquellas de más de 70 años de edad, pero no en los hombres. 61 - 64,101 Un estudio encontró una débil evidencia de que la DHEA podría ser útil para prevenir la osteoporosis que a veces se desarrolla en mujeres con anorexia nerviosa . 107
El mineral estroncio (como el ranelato de estroncio) está mostrando un aumento prometedor como una ayuda en el tratamiento de la osteoporosis. 115 - 117
Evidencia preliminar sugiere que el té negro, el cual es bastante similar pero no idéntico al té verde , puede ayudar a proteger contra la osteoporosis. 65
Una evidencia similar débil indica que la cimífuga podría ayudar a prevenir la osteoporosis. 102
De acuerdo a uno de los primeros estudios preliminares pero no al otro, el boro puede ayudar a prevenir la osteoporosis. 66,108 Sin embargo, existen algunas preocupaciones de que los suplementos de boro pueden elevar los niveles del estrógeno propios del cuerpo, especialmente en las mujeres con terapia de reemplazo de estrógeno, y por lo tanto podrían presentar un incremento en el riesgo de cáncer. 67,68 Si quiere aumentar su consumo de boro, la mejor forma podría ser comer más frutas y verduras.
A pesar de que se ha creído por mucho tiempo que consumir demasiadas proteínas (especialmente la proteína animal) aumenta el riesgo de osteoporosis, el balance en la evidencia disponible sugiere lo contrario: Si hay algo, el alto consumo de proteínas parece ayudar a fortalecer los huesos. 69,70,118,119 Un estudio encontró que los suplementos de calcio pueden hacer un trabajo mejor al fortalecer los huesos en personas con un consumo relativamente alto de proteína que en aquellas con un consumo bajo. 100

La Historia de la Progesterona

Muchos libros promueven la idea de que la progesterona natural previene e inclusive reduce la osteoporosis. En este caso, el término natural indica que estamos utilizando la misma progesterona que se encuentra en el cuerpo. Aun se hace de manera sintética, pero es llamada "progesterona natural" para distinguirla de sus parientes químicos conocidos como progestinas. Generalmente, la "progesterona" recetada es en realidad una progestina.
La historia de la progesterona/osteoporosis empezó con un probeta y otros estudios preliminares que indicaban que la progesterona o progestina pueden estimular la actividad de las células que construyen los huesos. 71,72 De manera subsecuente, un estudio pobremente diseñado y sin control (en realidad, una serie de casos clínicos de un consultorio médico) demostró significativamente que la crema de progesterona puede reducir o aun invertir la osteoporosis. 73 - 75
Sin embargo, una prueba doble ciego de un año de duración de 102 mujeres a las que les dieron una crema de progesterona (que proporcionaba 20 mg diarios de progesterona) o una crema placebo, junto con calcio y multivitaminas, no demostró evidencia de cualquier mejoría en la densidad ósea atribuíble a la progesterona. 76
Además, en un estudio de 3 años de duración de 875 mujeres, un tratamiento combinado con estrógeno y progesterona oral no fue más efectivo para la osteoporosis que el del estrógeno solo. 77

La Historia del Estriol

Por más de una década, algunos practicantes de la medicina alternativa han popularizado el uso de una forma especial de estrógeno llamada estriol , alegando que, a diferencia del estrógeno estándar, éste no aumenta el riesgo de cáncer. Sin embargo, este alegato es infundado.
Las pruebas controladas realizadas en Japón han encontrado que el estriol ayuda a prevenir la pérdida ósea en las mujeres menopáusicas. 78 - 82 a pesar de que un pequeño estudio no encontró beneficio. 83
Sin embargo, como otras formas de estrógeno, el estriol oral estimula el crecimiento de los tejidos uterinos. Esto conduce al riesgo de cáncer uterino.
En un estudio controlado con placebo de 1,110 mujeres, la estimulación de los tejidos uterinos fue vista entre las mujeres a las que les dieron estriol vía oral (1 a 2 mg diarios) en comparación con aquellas a las que les dieron placebo. 84 Otro gran estudio descubrió que el estriol oral aumentó el riesgo de cáncer uterino. 85 En otro estudio de 48 mujeres a las que les dio estriol en una dosis de 1 mg dos veces al día, la estimulación del tejido uterino fue vista en la mayoría de los casos. 86
En contraste, una prueba doble ciego de 12 meses de duración de estriol oral (2 mg diarios) en 68 mujeres japonesas no encontró ningún efecto en el útero. 87 Puede ser que los altos niveles de soya en la dieta japonesa alteraran los resultados. Adicionalmente, los estudios de laboratorio sugieren que el estriol es realmente una causa de cáncer de seno como cualquier otra forma de estrógeno. 98
El resultado fina: Si usted usa estriol, debe considerarlo como cualquier otra forma de estrógeno.

Hierbas y Suplementos Para Usar Sólo con Precaución

Mientras la evidencia no es lo suficientemente fuerte, alguna investigación sugiere que el consumo excesivo de vitamina A puede aumentar el riesgo de osteoporosis. 1,109
Varias hierbas y suplementos pueden interactuar de manera adversa con medicamentos utilizados para tratar la osteoporosis. Para mayor información de este riesgo potencial, consulte al artículo individual de medicamentos en la sección de Interacciones Con Medicamentos de esta base de datos.

References

1 Melhus H, Michaelsson K, Kindmark A, et al. Excessive dietary intake of vitamin A is associated with reduced bone mineral density and increased risk for hip fracture. Ann Intern Med. 1998;129:770 - 778.

2 Chao D, Espeland MA, Farmer D, et al. Effect of voluntary weight loss on bone mineral density in older overweight women. J Am Geriatr Soc. 2000;48:753 - 759.

3 Reid IR. The roles of calcium and vitamin D in the prevention of osteoporosis. Endocrinol Metab Clin North Am . 1998;27:389 - 398.

4 Cumming RG. Calcium intake and bone mass: a quantitative review of the evidence. Calcif Tissue Int . 1990;47:194 - 201.

5 Dawson-Hughes B, Dallal GE, Krall EA, et al. A controlled trial of the effect of calcium supplementation on bone density in postmenopausal women. N Engl J Med . 1990;323:878 - 883.

6 Peacock M, Liu G, Carey M, et al. Effect of calcium or 25OH vitamin D 3 dietary supplementation on bone loss at the hip in men and women over the age of 60. J Clin Endocrinol Metab. 2000;85:3011 - 3019.

7 Prince RL. Diet and the prevention of osteoporotic fractures. N Engl J Med . 1997;337:701 - 702.

8 Buckley LM, Leib ES, Cartularo KS, et al. Calcium and vitamin D 3 supplementation prevents bone loss in the spine secondary to low-dose corticosteroids in patients with rheumatoid arthritis. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med. 1996;125:961 - 968.

9 Homik J, Suarez-Almazor ME, Shea B, et al. Calcium and vitamin D for corticosteroid-induced osteoporosis. Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2):CD000952.

10 Dawson-Hughes B, Harris SS, Krall EA, et al. Effect of withdrawal of calcium and vitamin D supplements on bone mass in elderly men and women. Am J Clin Nutr. 2000;72:745 - 750.

11 Saltman PD, Strause LG. The role of trace minerals in osteoporosis. J Am Coll Nutr . 1993;12:384 - 389.

12 Strause L, Saltman P, Smith KT, et al. Spinal bone loss in postmenopausal women supplemented with calcium and trace minerals. J Nutr . 1994;124:1060 - 1064.

13 Kruger MC, Coetzer H, de Winter R, et al. Calcium, gamma-linolenic acid and eicosapentaenoic acid supplementation in senile osteoporosis. Aging (Milano). 1998;10:385 - 394.

14 Bassey EJ, Littlewood JJ, Rothwell MC, et al. Lack of effect of supplementation with essential fatty acids on bone mineral density in healthy pre- and postmenopausal women: two randomized controlled trials of Efacal® v. calcium alone. Br J Nutr. 2000;83:629 - 635.

15 Agnusdei D, Crepaldi G, Isaia G, et al. A double blind, placebo-controlled trial of ipriflavone for prevention of postmenopausal spinal bone loss. Calcif Tissue Int . 1997;61:142 - 147.

16 Gennari C, Adami S, Agnusdei D, et al. Effect of chronic treatment with ipriflavone in postmenopausal women with low bone mass. Calcif Tissue Int . 1997;61(suppl 1):S19 - S22.

17 Valente M, Bufalino L, Castiglione GN, et al. Effects of 1-year treatment with ipriflavone on bone in postmenopausal women with low bone mass. Calcif Tissue Int . 1994;54:377 - 380.

18 Kovacs AB. Efficacy of ipriflavone in the prevention and treatment of postmenopausal osteoporosis. Agents Actions . 1994;41:86 - 87.

19 Adami S, Bufalino L, Cervetti R, et al. Ipriflavone prevents radial bone loss in postmenopausal women with low bone mass over 2 years. Osteoporos Int . 1997;7:119 - 125.

20 Agnusdei D, Bufalino L, et al. Efficacy of ipriflavone in established osteoporosis and long-term safety. Calcif Tissue Int . 1997;61(suppl 1):S23 - S27.

21 Agnusdei D, Zacchei F, Bigazzi S, et al. Metabolic and clinical effects of ipriflavone in established post-menopausal osteoporosis. Drugs Exp Clin Res. 1989;15:97 - 104.

22 Maugeri D, Panebianco P, Russo MS, et al. Ipriflavone-treatment of senile osteoporosis: results of a multicenter, double-blind clinical trial of 2 years. Arch Gerontol Geriatr. 1994;19:253 - 263.

23 Passeri M, Biondi M, Costi D, et al. Effects of 2-year therapy with ipriflavone in elderly women with established osteoporosis. Ital J Mineral Electrolyte Metab. 1995;9:137 - 144.

24 Agnusdei D, Adami S, Cervetti R, et al. Effects of ipriflavone on bone mass and calcium metabolism in postmenopausal osteoporosis. Bone Miner. 1992;19 (suppl 1):S43 - S48.

25 Alexandersen P, Toussaint A, Christiansen C, et al. Ipriflavone in the treatment of postmenopausal osteoporosis: a randomized controlled trial. JAMA. 2001;285:1482 - 1488.

26 Melis GB, Paoletti AM, Cagnacci A. Ipriflavone prevents bone loss in postmenopausal women. Menopause . 1996;3:27 - 32.

27 Agnusdei D, Crepaldi G, Isaia G, et al. A double blind, placebo-controlled trial of ipriflavone for prevention of postmenopausal spinal bone loss. Calcif Tissue Int . 1997;61:142 - 147.

28 Alexandersen P, Toussaint A, Christiansen C, et al. Ipriflavone in the treatment of postmenopausal osteoporosis: a randomized controlled trial. JAMA. 2001;285:1482 - 1488.

29 Gambacciani M, Cappagli B, Piaggesi L, et al. Ipriflavone prevents the loss of bone mass in pharmacological menopause produced by GnRH-agonists. Calcif Tissue Int . 1997;61(suppl 1):S15 - S18.

30 Yamazaki I, Shino A, Shimizu Y, et al. Effect of ipriflavone on glucocorticoid-induced osteoporosis in rats. Life Science 1986;38:951 - 958.

31 Gambacciani M, Spinetti A, Piaggesi L, et al. Ipriflavone prevents the bone mass reduction in premenopausal women treated with gonadotropin hormone-releasing hormone agonists. Bone Miner. 1994;26:19 - 26.

32 Melis GB, Paoletti AM, Bartolini R, et al. Ipriflavone and low doses of estrogens in the prevention of bone mineral loss in climacterium. Bone Miner . 1992;19(suppl 1):S49 - S56.

33 Nozaki M, Hashimoto K, Inoue Y, et al. Treatment of bone loss in oophorectomized women with a combination of ipriflavone and conjugated equine estrogen. Int J Gynaecol Obstet . 1998;62:69 - 75.

34 Maugeri D, Panebianco P, Russo MS, et al. Ipriflavone-treatment of senile osteoporosis: results of a multicenter double-blind clinical trial of 2 years. Arch Gerontol Geriatr. 1994;19:253 - 263.

35 Moscarini M, Patacchiola F, Spacca G, et al. New perspectives in the treatment of postmenopausal osteoporosis: ipriflavone. Gynecol Endocrinol. 1994;8:203 - 207.

36 Scali G, Mansanti P, Zurlo A, et al. Analgesic effect of ipriflavone versus sCalcitonin in the treatment of osteoporotic vertebral pain. Curr Ther Res. 1991;49:1004 - 1010.

37 Potter SM, Baum JA, Teng H, et al. Soy protein and isoflavones: their effects on blood lipids and bone density in postmenopausal women. Am J Clin Nutr. 1998;68(6 suppl):1375S - 1379S.

38 Alekel DL, St. Germain A, Peterson CT, et al. Isoflavone-rich soy protein isolate attenuates bone loss in the lumbar spine of perimenopausal women. Am J Clin Nutr. 2000;72:844 - 852.

39 Harrison E, Adjei A, Ameho C, et al. The effect of soybean protein on bone loss in a rat model of postmenopausal osteoporosis. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 1998;44:257 - 268.

40 Fanti O, Faugere MC, Gang Z, et al. Systematic administration of genistein partially prevents bone loss in ovariectomized rats in a nonestrogen-like mechanism [abstract]. Am J Clin Nutr. 1998;68(suppl):1517S - 1518S.

41 Arjmandi BH, Alekel L, Hollis BW, et al. Dietary soybean protein prevents bone loss in an ovariectomized rat model of osteoporosis. J Nutr. 1996;126:161 - 167.

42 Fanti P, Monier-Faugere MC, Geng Z, et al. The phytoestrogen genistein reduces bone loss in short-term ovariectomized rats. Osteoporos Int. 1998;8:274 - 281.

43 Anderson JJ, Ambrose WW, Garner SC. Biphasic effects of genistein on bone tissue in the ovariectomized, lactating rat model. Proc Soc Exp Biol Med. 1998;217:345 - 350.

44 Malochet S, Picherit C, Horcajada-Molteni MN, et al. Do endurance training and soy isoflavones exhibit additive effects on ovariectomy-induced osteopenia in the rat? [abstract]. J Bone Miner Res . 1999;14(suppl 1):S536.

45 Arjmandi BH, Birnbaum R, Goyal NV, et al. Bone-sparing effect of soy protein in ovarian hormone-deficient rats is related to its isoflavone content. Am J Clin Nutr. 1998;68(suppl):1364S - 1368S.

46 Lees CJ, Ginn TA. Soy protein isolate diet does not prevent increased cortical bone turnover in ovariectomized macaques. Calcif Tissue Int. 1998;62:557 - 558.

47 Jayo MJ. Dietary soy isoflavones and bone loss: a study in ovariectomized monkeys [abstract]. J Bone Miner Res. 1996;11(suppl 1):S228.

48 Gallagher JC, Rafferty K, Haynatzka V, et al. The effect of soy protein on bone metabolism [abstract]. J Nutr. 2000;130:666S - 669S.

49 Fanti O, Faugere MC, Gang Z, et al. Systematic administration of genistein partially prevents bone loss in ovariectomized rats in a nonestrogen-like mechanism [abstract]. Am J Clin Nutr. 1998;68(suppl):1517S - 1518S.

50 Fanti P, Monier-Faugere MC, Geng Z, et al. The phytoestrogen genistein reduces bone loss in short-term ovariectomized rats. Osteoporos Int. 1998;8:274 - 281.

51 Feskanich D, Weber P, Willett WC, et al. Vitamin K intake and hip fractures in women: a prospective study. Am J Clin Nutr . 1999;69:74 - 79.

52 Kanai T, Takagi T, Masuhiro K, et al. Serum vitamin K level and bone mineral density in post-menopausal women. Int J Gynaecol Obstet . 1997;56:25 - 30.

53 Hart JP, Shearer MJ, Klenerman L, et al. Electrochemical detection of depressed circulating levels of vitamin K1 in osteoporosis . J Clin Endocrinol Metab . 1985;60:1268 - 1269.

54 Bitensky L, Hart JP, Catterall A, et al. Circulating vitamin K levels in patients with fractures. J Bone Joint Surg . 1988;70-B:663 - 664.

55 Hodges SJ, Pilkington MJ, Stamp TC, et al. Depressed levels of circulating menaquinones in patients with osteoporotic fractures of the spine and femoral neck. Bone . 1991;12:387 - 389.

56 Jie KS, Gijsbers BL, Knapen MH, et al. Effects of vitamin K and oral anticoagulants on urinary calcium excretion. Br J Haematol . 1993;83:100 - 104.

57 Knapen MH, Hamulyak K, Vermeer C. The effect of vitamin K supplementation on circulating osteocalcin (bone Gla protein) and urinary calcium excretion. Ann Intern Med . 1989;111:1001 - 1005.

58 Tomita A, Fujita T, Takatsuki K, et al. 47 Ca kinetic study and vitamin K 2 in postmenopausal osteoporosis [in Japanese]. Horumon To Rinsho . 1971;19:731 - 736.

59 Orimo H, Shiraki M, Fujita T, et al. Clinical evaluation of menatetrenone in the treatment of involutional osteoporosis - a double-blind multicenter comparative study with 1 alpha-hydroxy vitamin D3 [abstract]. J Bone Miner Res . 1992;7(suppl 1):S122.

60 Booth SL, Tucker KL, Chen H, et al. Dietary vitamin K intakes are associated with hip fracture but not with bone mineral density in elderly men and women. Am J Clin Nutr. 2000;71:1201 - 1208.

61 Baulieu EE, Thomas G, Legrain S, et al. Dehydroepiandrosterone (DHEA), DHEA sulfate, and aging: contribution of the DHEAge Study to a sociobiomedical issue. Proc Natl Acad Sci U S A. 2000;97:4279 - 4284.

62 Labrie F, Diamond P, Cusan L, et al. Effect of 12-month dehydroepiandrosterone replacement therapy on bone, vagina and endometrium in postmenopausal women. J Clin Endocrinol Metab . 1997;82:3498 - 3505.

63 van Vollenhoven RF, Park JL, Genovese MC, et al. A double-blind, placebo-controlled, clinical trial of dehydroepiandrosterone in severe systemic lupus erythematosus. Lupus. 1999;8:181 - 187.

64 Greendale GA, Edelstein S, Barrett-Connor E. Endogenous sex steroids and bone mineral density in older women and men: the Rancho Bernardo Study. J Bone Miner Res. 1997;12:1833 - 1843.

65 Hegarty V, May H, Khaw K. Tea drinking and bone mineral density in older women. Am J Clin Nutr. 2000;71:1003 - 1007.

66 Nielsen FH, Hunt CD, Mullen LM, et al. Effect of dietary boron on mineral, estrogen and testosterone metabolism in postmenopausal women. FASEB J . 1987;1:394 - 397.

67 Naghii MR, Samman S. The effect of boron supplementation on its urinary excretion and selected cardiovascular risk factors in healthy male subjects. Biol Trace Elem Res . 1997;56:273 - 286.

68 Nielsen FH, Hunt CD, Mullen LM, et al. Effect of dietary boron on mineral, estrogen and testosterone metabolism in postmenopausal women. FASEB J . 1987;1:394 - 397.

69 Munger RG, Cerhan JR, Chiu BC. Prospective study of dietary protein intake and risk of hip fracture in postmenopausal women. Am J Clin Nutr. 1999;69:147 - 152.

70 Schurch MA, Rizzoli R, Slosman D, et al. Protein supplements increase serum insulin-like growth factor-I levels and attenuate proximal femur bone loss in patients with recent hip fracture. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med. 1998;128:801 - 809.

71 Prior JC. Progesterone as a bone-trophic hormone. Endocr Rev . 1990;11:386 - 398.

72 Verhaar HJ, Damen CA, Duursma SA, et al. A comparison of the action of progestins and estrogen on the growth and differentiation of normal adult human osteoblast-like cells in vitro. Bone . 1994;15:307 - 311.

73 Lee JR. Is natural progesterone the missing link in osteoporosis prevention and treatment? Med Hypotheses . 1991;35:316 - 318.

74 Lee JR. Osteoporosis reversal with transdermal progesterone. Lancet . 1990;336:1327.

75 Lee JR. Osteoporosis reversal, the role of progesterone. Int Clin Nutr Rev . 1990;10:384 - 391.

76 Leonetti HB, Longo S, Anasti JN. Transdermal progesterone cream for vasomotor symptoms and postmenopausal bone loss. Obstet Gynecol. 1999;94:225 - 228.

77 Writing Group for the PEPI Trial. Effects of hormone replacement therapy on endometrial histology in postmenopausal women: the postmenopausal estrogen/progestin interventions (PEPI) trial. JAMA. 1996;275:370 - 375.

78 Minaguchi H, Uemura T, Shirasu K, et al. Effect of estriol on bone loss in postmenopausal Japanese women: a multicenter prospective open study. J Obstet Gynaecol Res . 1996;22:259 - 265.

79 Itoi H, Minakami H, Sato I. Comparison of the long-term effects of oral estriol with the effects of conjugated estrogen, 1-alpha-hydroxyvitamin D3 and calcium lactate on vertebral bone loss in early menopausal women. Maturitas . 1997;28:11 - 17.

80 Hayashi T, Ito I, Kano H, et al. Estriol (E3) replacement improves endothelial function and bone mineral density in very elderly women. J Gerontol A Biol Sci Med Sci . 2000;55:B183 - B190.

81 Holland EF, Leather AT, Studd JW. Increase in bone mass of older postmenopausal women with low mineral bone density after one year of percutaneous oestradiol implants. Br J Obstet Gynaecol . 1995;102:238 - 242.

82 Nozaki M, Hashimoto K, Inoue Y, et al. Usefulness of estriol for the treatment of bone loss in postmenopausal women [in Japanese; English abstract]. Nippon Sanka Fujinka Gakkai Zasshi . 1996;48:83 - 88.

83 Lindsay R, Hart DM, Maclean A, et al. Bone loss during oestriol therapy in postmenopausal women. Maturitas . 1979;1:279 - 285.

84 Granberg S, Ylostalo P, Wikland M, et al. Endometrial sonographic and histologic findings in women with and without hormonal replacement therapy suffering from postmenopausal bleeding. Maturitas . 1997;27:35 - 40.

85 Weiderpass E, Baron JA, Adami HO, et al. Low-potency oestrogen and risk of endometrial cancer: a case-control study. Lancet . 1999;353:1824 - 1828.

86 Montoneri C, Zarbo G, Garofalo A, et al. Effects of estriol administration on human postmenopausal endometrium. Clin Exp Obstet Gynecol . 1987;14:178 - 181.

87 Takahashi K, Manabe A, Okada M, et al. Efficacy and safety of oral estriol for managing postmenopausal symptoms. Maturitas . 2000;34:169 - 177.

98 Lippman M, Monaco ME, Bolan G. Effects of estrone, estradiol and estriol on hormone-responsive human breast cancer in long-term tissue culture. Cancer Res . 1977;37:1901 - 1907.

99 Cashman KD, Baker A, Ginty F, et al. No effect of copper supplementation on biochemical markers of bone metabolism in healthy young adult females despite apparently improved copper status. Eur J Clin Nutr. 2001;55:525 - 531.

100 Dawson-Hughes B, Harris S. Calcium intake influences the association of protein intake with rates of bone loss in elderly men and women. Am J Clin Nutr. 2002;75:773-779.

101 Kahn AJ, Haloran B. Dehydroepiandrosterone supplementation and bone turnover in middle-aged to elderly men. J Clin Endocrinol Metab. 2002;87:1544-1549.

102 Wuttke W. Abstracts P3-333, P3-317.84th annual meeting of The Endocrine Society, June 21, 2002.

103 Pfeifer M, Begerow B, Minne H, et al. Effects of a short-term vitamin D and calcium supplementation on body sway and secondary hyperparathyroidism in elderly women. J Bone Miner Res. 2000;15:1113-1118.

104 Janssen HC, Samson MM, Verhaar HJ. Vitamin D deficiency, muscle function, and falls in elderly people. Am J Clin Nutr. 2002;75:611-615.

105 Messina M, Gardner C, Barnes S. Gaining insight into the health effects of soy but a long way still to go: commentary on the fourth International Symposium on the Role of Soy in Preventing and Treating Chronic Disease. J Nutr . 2002;132:547S.

106 Morabito N, Crisafulli A, Vergara C, et al. Effects of genistein and hormone-replacement therapy on bone loss in early postmenopausal women: a randomized double-blind, placebo-controlled study. J Bone Miner Res. 2002;17:1904-1912.

107 Gordon CM, Grace E, Emans SJ. Effects of oral dehydroepiandrosterone on bone density in young women with anorexia nervosa: a randomized trial. J Clin Endocrinol Metab. 2002;87:4935-4941.

108 Beattie JH, Peace HS. The influence of a low boron - diet and boron supplementation on bone, major mineral and sex steroid metabolism in postmenopausal women. Br J Nutr . 1993;69:871 - 884.

109 Michaelsson K, Lithell H, Vessby B, et al. Serum retinol levels and the risk of fracture. N Engl J Med . 2003;348:287 - 294.

110 Trivedi DP, Doll R, Khaw KT. Effect of four monthly oral vitamin D3 (cholecalciferol) supplementation on fractures and mortality in men and women living in the community: randomised double blind controlled trial. BMJ . 2003;326:469.

111 Braam LA, Knapen MH, Geusens P, et al. Vitamin K1 supplementation retards bone loss in postmenopausal women between 50 and 60 years of age. Calcif Tissue Int . 2003;3[epub ahead of print].

112 Bischoff HA, Stahelin HB, Dick W, et al. Effects of vitamin D and calcium supplementation on falls: a randomized controlled trial. J Bone Miner Res . 2003;18:343 - 351.

113 Lee A, et al. A Randomized, Controlled Trial of Quadriceps Resistance Exercise and Vitamin D in Frail Older People: The Frailty Interventions Trial in Elderly Subjects (FITNESS). J Am Geriatr Soc . 2003;51:291 - 299.

114 Jones G, Dwyer T, Hynes K, et al. A randomized controlled trial of phytoestrogen supplementation, growth and bone turnover in adolescent males. Eur J Clin Nutr . 2003;57:324 - 327.

115 Reginster JY, Meunier PJ. Strontium ranelate phase 2 dose-ranging studies: PREVOS and STRATOS studies. Osteoporos Int . 2003. [epub ahead of print]

116 Marie PJ. Optimizing bone metabolism in osteoporosis: insight into the pharmacologic profile of strontium ranelate. Osteoporos Int . 2003;14:9 - 12.

117 Boivin G, Meunier PJ. The mineralization of bone tissue: a forgotten dimension in osteoporosis research. Osteoporos Int . 2003;14(Suppl 3):19 - 24.

118 Skov A, Haulrik N, Toubro S, et al. Effect of protein intake on bone mineralization during weight loss: a 6-month trial. Obes. Res . 2002;10:432 - 438.

119 Promislow J, Goodman-Gruen D, Slymen D, et al., Protein consumption and bone mineral density in the elderly: the Rancho Bernardo study. Am J Epidemiol . 2002;155:636 - 644.

120 Latham NK, Anderson CS, Reid IR. Effects of vitamin D supplementation on strength, physical performance, and falls in older persons: a systematic review. J Am Geriatr Soc . 2003;51:1219 - 1226.

Revision Information

Upcoming Events

My Health Patient Portal