Skip to Content
by Matheson C

Lesiones comunes del fútbol

IMAGE Jugar al fútbol es una muy buena manera de desarrollar resistencia, mejorar la velocidad y mantenerse en forma, al tiempo que se disfruta de formar parte de un equipo. Sin embargo, el fútbol involucra movimientos rápidos para comenzar a moverse y detenerse, y contacto físico, lo cual puede tener como resultado lesiones. Sin embargo, el riesgo de lesión no es una razón para no jugar fútbol. Los jugadores de fútbol sólo necesitan ser advertidos de los riesgos y saber qué medidas tomar para jugar lo más seguro posible.

1. Esguinces

Los esguinces son lesiones comunes en el fútbol. Suelen ocurrir en el tobillo o en la rodilla. Los movimientos pivotales y laterales del fútbol contribuyen a estas lesiones.
Para evitar riesgos innecesarios, revise siempre la condición de la cancha antes de jugar. No juegue en campos desparejos o con pozos o piedras. Además, el uso de calzado adecuado y el entrenamiento de fortalecimiento muscular apropiado constituyen la clave de la prevención.

2. Distensiones

Las distensiones musculares pueden deberse a lo siguiente:
  • Forzar el músculo demasiado hacia una dirección en la que no puede ir.
  • Contraer el músculo con fuerza contra la resistencia.
  • Contraer el músculo con fuerza cuando éste no está listo.
Las distensiones musculares más frecuentes en el fútbol ocurren en los músculos de la ingle, los músculos isquiotibiales y los cuádriceps. Una torcedura de músculo no lo llevará a la sala de emergencia pero puede ser dolorosa y lo puede mantener fuera de la cancha por días o semanas. En el fútbol, las distensiones son frecuentes debido al constante movimiento de parar y avanzar o de hacer zancadas más larga de las que los músculos pueden tolerar.
La buena flexibilidad y la fuerza pueden disminuir las probabilidades de sufrir distensiones musculares. Comience con el calentamiento y después elongue las áreas en las que es más probable sufrir una distensión. Asegúrese de realizar ejercicios de fortalecimiento muscular antes del comienzo de la temporada.
Usar botines de fútbol del talle apropiado con los clavos correspondientes (clavos más largos para césped suave, y clavos más cortos para césped seco y duro) puede contribuir a evitar distensiones.

3. Fracturas

La mayor parte de las fracturas relacionadas con el fútbol se producen en las extremidades inferiores. Con frecuencia, las fracturas se producen como resultado del contacto, por lo que usar equipo de protección, como espinilleras, es extremadamente importante.

4. Traumatismos craneales

El traumatismo craneal cerrado suele ser el resultado de la colisión entre jugadores o de no cabecear la pelota correctamente.
Cabecear correctamente implica el uso de la frente para hacer contacto con la pelota, de los músculos del cuello para limitar el movimiento de la cabeza y de los músculos de las piernas para impulsar el cuerpo desde la cintura.
Se recomienda fortalecer los músculos del cuello para prepararlos para cabecear. Puede utilizar la mano para oponer resistencia contra la cabeza. Después, use los músculos del cuello para girar la cabeza a la derecha, a la izquierda, hacia delante y hacia atrás. Use un protector bucal a la medida de su boca para proteger la boca y los dientes. También puede considerar lentes protectores.

Consejos generales de prevención

Como en cualquier deporte, un buen entrenamiento es importante para una experiencia de fútbol libre de lesiones.
  • Entrenamiento cardiovascular: comience con algunas vueltas para aumentar la frecuencia cardíaca.
  • Elongación: céntrese en particular en la parte inferior del cuerpo y la cadera. No olvide elongar el cuello suavemente.
  • Pases: comience con pases de poca distancia y, luego, aumentando la distancia de forma gradual, realice pases a mayor distancia.
  • Disparos: comience con disparos a la red ligeros y cortos, y luego pase a disparos fuertes.
  • Carreras: Incluya algunas carreras rápidas de corta distancia.
Otros aspectos para considerar:
  • Use botines de fútbol y espinilleras que sean de su talla.
  • Tome precauciones cuando juegue en climas muy calurosos y húmedos.
  • Manténgase hidratado y lleve una dieta nutritiva.
  • Evite las lesiones por sobrecarga. Considere no jugar una temporada cada año.
  • No juegue cuando esté cansado.
  • Préstele atención a su cuerpo. Si siente dolor o malestar, limite el tiempo y la intensidad del entrenamiento.
  • Hable con su entrenador o médico de medicina deportiva para obtener información sobre otras lesiones y consejos relacionados con la prevención.

RESOURCES

American College of Sports Medicine http://www.acsm.org

United States Soccer Federation http://www.ussoccer.com

CANADIAN RESOURCES

The College of Family Physicians of Canada http://www.cfpc.ca

Public Health Agency of Canada http://www.phac-aspc.gc.ca

References

Asken MJ, Schwartz RC. Heading the ball in soccer: what's the risk of brain injury? The Physician and Sportsmedicine . 1998;26(11).

Boden BP, Kirkendall DT, Garrett WE Jr. Concussion incidence in elite college soccer players. Am J Sports Med. 1998;26(2)238-41.

Metzl JD, Fleischer GR. Sports-specific concerns in the young athlete: soccer. J Pediat Care . 1999 April.

Ouellette J. Is heading safe? American Youth Soccer Organization website. Available at: http://www.ayso.org/resources/safety/is%5Fheading%5Fsafe.aspx. Accessed January 28, 2013.

A report on knee injuries. US Youth Soccer website. Available at: http://www.usyouthsoccer.org/news/a%5Freport%5Fon%5Fknee%5Finjuries/. Accessed January 28, 2013.

Soccer and the brain. University of Washington website. Available at: http://faculty.washington.edu/. Accessed January 28, 2013.

Soccer injury prevention. Stop Sports Injuries website. Available at: http://www.stopsportsinjuries.org/soccer-injury-prevention.aspx . Accessed January 28, 2013.

Revision Information

My Health Patient Portal